Semillas con muchos nutrientes

Semillas con muchos nutrientes: te presentamos un grupo de semillas bastante buenas para la dieta diaria.

Bulgaria

Originario de Oriente Medio, el bulgur es trigo duro germinado sin salvado, que ha sido precocinado al vapor, secado y triturado. Tiene un sutil sabor a nuez y su color puede variar del amarillo al marrón. El trigo es un gran alimento que contiene muchos minerales y vitaminas: fósforo, magnesio, zinc, manganeso, vitamina B, folato… la lista es larga. También es una buena fuente de fibra.

Es rápida de cocinar y se puede utilizar como arroz o sémola de trigo. Simplemente agregue la misma cantidad de agua hirviendo a las semillas de bulgur y cocine por unos 10 minutos antes de revolver con un tenedor. Las ensaladas y los tabbouleh son evidentemente el centro de atención.

Escanda

Me enamoré de este cereal. En realidad es una variedad antigua de trigo. La escanda se encuentra en muchas formas: copos, granos, pasta y pan. La escanda tiene un sabor a nuez bastante pronunciado. Tiene todos los valores nutricionales indicados para el trigo (bulgur) arriba.

Me gusta cocinar las semillas de escanda en dos veces su volumen en agua y mezclarlas con vegetales, feta y muchas hierbas. ¡Una hermosa ensalada! De lo contrario, me encanta cocinar con escamas de espelta (cada vez que usas escamas de avena, puedes poner escamas de espelta). La granola casera es un éxito garantizado.

Semillas de calabaza

Además de ser bonita, las semillas de calabaza tienen la ventaja de estar en sus ensaladas! Son ricos en magnesio, manganeso, hierro, cobre y fósforo. Además, los estudios clínicos han demostrado los beneficios de las semillas de calabaza para aliviar la irritación de la vejiga y aliviar la sensación de dolor asociada con la hiperplasia de próstata cuando los hombres orinan. También contienen buenas dosis de fitoesteroles, lípidos asociados con impactos positivos en la salud cardiovascular y también en la prevención de ciertos cánceres. ¡Asombroso, esas pequeñas semillas!

Como guarnición en ensaladas, en granolas caseras, añadidas al cereal o lisas, como aperitivo!

Semillas de sésamo

Primero, cuando están asados, son deliciosos como guarnición. En segundo lugar, las semillas de sésamo proporcionan una buena dosis de minerales como hierro, zinc y magnesio. También es una excelente fuente de calcio, incluso si no se sabe si la absorción de este tipo de calcio es óptima. Contienen varias clases de antioxidantes. Finalmente, 60 ml (1/4 taza) de semillas de sésamo tostadas ofrecen 5,4 g de fibra. Es el 20% de nuestra ingesta diaria recomendada de fibra.

También se pueden añadir en todas partes. En ensaladas asiáticas, para cubrir pescados, como guarnición sobre brochetas, etc.

Alforfón

El grano de trigo sarraceno tiene un poderoso sabor a nuez. Debemos acostumbrarnos gradualmente a este sabor menos conocido. Pero el trigo sarraceno está lleno de nutrientes y, al igual que la quinua, no contiene gluten. El alforfón contiene proteínas de calidad. Esto último incluso tendría un efecto beneficioso sobre la incidencia de tumores de colon y también reduciría los cálculos biliares. Además, el trigo sarraceno, como la mayoría de los granos enteros, es rico en fibra.

Antes de cocinar, las semillas deben enjuagarse bien con agua corriente. El trigo sarraceno se cuece en dos veces su volumen en agua durante unos 20 minutos. La harina de trigo sarraceno es obviamente una necesidad para hacer los famosos panqueques de trigo sarraceno!

Avena

La avena conoce su hora de gloria desde hace unos años. Varios estudios han relacionado su contenido de beta-glucano (una fibra soluble) con la reducción del colesterol. No sería enorme, pero sigue siendo interesante. La fibra soluble también ayuda a mantener los niveles sanguíneos, lo cual es muy interesante para las personas con diabetes tipo 2.

Estas valiosas fibras también ayudan a normalizar el tránsito intestinal y crean rápidamente un efecto de saciedad. Además de la fibra, la avena contiene proteínas de calidad y muchas vitaminas y minerales.

Me encanta la avena. Siempre llevo bolsas de copos de cocción rápida y copos grandes. Por supuesto, es el ingrediente clave para granolas, croustades y cuadritos de dátiles. Y de vez en cuando me gusta hacer un buen tazón de avena. ¡Es tan reconfortante!

Leave a Reply