Beneficios que aporta la leche sin lactosa

Uno de los alimentos más nutritivos que hay es la leche. Es rica en proteínas esenciales para el organismo de pequeños, adolescentes, adultos y mayores. Sus proteínas son de gran calidad, así mismo contiene aminoácidos vitales para el cuerpo.

La leche es la fuente principal de calcio, necesario para el fortalecimiento de los huesos. También posee lactosa, o azúcar de la leche, la cual es muy utilizada en la industria alimenticia y farmacéutica. Sin embargo, algunas personas son intolerantes a la lactosa, ya que su organismo no puede digerir cantidades normales de este disacárido. Es necesario que quienes sufren de esta afección, consuman preferiblemente leche sin lactosa.

Por qué es importante consumir leche sin lactosa

Es ideal para aquellas personas que son intolerantes a este azúcar presente en la leche. Mediante un proceso químico llamado hidrólisis se descompone la lactosa en sus dos azúcares principales, la galactosa y la glucosa. Este proceso se realiza para ofrecer un producto de calidad y nutritivo a aquellas personas que son intolerantes a la lactosa o pueden tolerar en su organismo cantidades mínimas. En el resultado de esta descomposición química, se encuentran diferentes presentaciones: leche entera, desnatada o semidesnatada.

Cuando una persona es diagnosticada intolerante a la lactosa, se debe a que su organismo no puede producir o produce en mínima proporción, lactasa, es decir, la molécula responsable de absorber la azúcar de la leche. La lactasa es una enzima que está presente en el intestino delgado, la cual no sólo absorbe la lactosa, sino que también se encarga de separar sus dos azúcares principales. Uno de los grandes beneficios de la leche sin lactosa es que ayuda al intestino a absorber los otros nutrientes principales de la leche, sin tener que desintegrar la lactosa de forma natural. Adicionalmente, vale destacar que la leche sin lactosa no ocasiona ningún problema gastrointestinal para quien la consume.

Leche sin lactosa: un producto para cada necesidad

Como ya se dijo con anterioridad, una persona intolerante a la lactosa debería evitar su consumo. Sin embargo, debido a los muchos nutrientes adicionales que posee la leche, tampoco se debe prescindir de su consumo. ¿Qué se debe hacer ante este dilema? Gracias a la leche sin lactosa, es posible disfrutar de un producto de alta calidad y con las propiedades nutritivas y beneficiosas que aporta la leche corriente. De hecho, es un producto que se consigue en formato de leche entera sin lactosa, leche semidesnatada sin lactosa y leche desnatada sin lactosa, una presentación para cada necesidad. Entre los muchos beneficios que se pueden obtener, destacan los siguientes:

  • Al no tener lactosa, no es necesario que el organismo desintegre o separe el azúcar de la leche. Así que es favorable para la salud intestinal, ya que evita los malestares gastrointestinales que soportan quienes consume leche natural.
  • Puede ser consumida por todas las personas, ya sea que no sufran de intolerancia a la lactosa, que padezcan de inconvenientes relacionados con el consumo de leche natural o simplemente porque les encante el producto.
  • Contiene todos los nutrientes esenciales de la leche, salvo la lactosa. Además, mantiene la proporción de vitaminas A, D, y E, beneficiosas para el cuerpo.
  • Conserva los niveles de calcio natural presente en la leche natural. Por tanto, la leche sin lactosa es igual de beneficiosa para los huesos. Favorece, igual que los demás formatos de la marca, el crecimiento y el fortalecimiento óseo.
  • Disponible en varios formatos: leche entera sin lactosa, leche desnatada sin lactosa y leche semidesnatada sin lactosa. Un producto para cada preferencia del consumidor.

Sin duda, es un producto de calidad que favorece la salud y los procesos digestivos naturales. Es una excelente propuesta para las personas a las que la leche natural les sienta mal o sufren de intolerancia. No se debe renunciar a todos los beneficios que aporta este alimento tan nutritivo, entre los cuales destacan el Calcio y la vitamina D.

En efecto, sí es posible seguir disfrutando de los beneficios que aporta la leche en las diferentes etapas de crecimiento de las personas. Es conveniente recalcar, que la leche sin lactosa está enriquecida con los mismos nutrientes de la leche natural, por eso es recomendable tomarla sin temor a sufrir ningún tipo de inconvenientes. En definitiva, no significa que el producto sea menos nutritivo, por el contrario, es la mejor manera de alimentarse sin ningún riesgo para la salud.

Leave a Reply