Beneficios del ayuno intermitente

La salud del cuerpo es algo que todo ser humano desea mantener en perfecto estado, bien sea a nivel de los órganos, como a nivel del aspecto físico. Por esta razón muchos se dedican a realizar dietas y ejercicios para quemar grasas. Entre estas dietas se puede encontrar la dieta del ayuno intermitente. En el siguiente artículo te explicaremos lo que es el desayuno intermitente y los beneficios que trae este en nuestro organismo.

¿Qué es el ayuno intermitente?

El desayuno intermitente es un método que aplican las personas para poder bajar de peso y estilizar la figura. Esto además le permite a la persona aumentar la masa muscular y mantener el cuerpo en completa salud. Este método nutricional es utilizado por muchas personas, y recomendado por algunos nutricionistas. Sin embargo, no todas las personas pueden aplicar el ayuno intermitente en sus dietas.

El proceso de desayuno intermitente puede variar, ya que este consiste en dejar de comer por cierto periodo de tiempo. Uno de los tipos es el de dejar de comer por 16 horas seguidas ingiriendo únicamente dos platillos de comida en el día. Otro de los tipos que podemos nombrar es el ayuno intermitente de 24 horas o de 48 horas, que tienen la misma finalidad que el de 16 horas. El cuerpo, luego de un tiempo se adapta a esos horarios, por lo que no se presentan problemas.

Beneficios

Es importante especificar que al realizar este ayuno intermitente, a la hora de comer se deben realizar platillos específicos para acelerar el proceso de pérdida de peso. Entre los beneficios que nos proporciona este ayuno podemos decir que mantiene nuestra piel sana y libre de arrugas, reduce las inflamaciones del cuerpo, elimina las grasas dañinas de nuestro organismo, agiliza nuestra capacidad motriz y puede evitar que se produzcan células negativas en el organismo.

Además de estos beneficios, se dice que con este método nutricional  podemos mantener nuestro auto control. Esto significa que puede llegar a eliminar la ansiedad por ingerir alimentos entre comidas. Si realizamos correctamente este método, incluso podemos llegar a aumentar la masa muscular de nuestro cuerpo, manteniéndolo saludable y fuerte. Las grasas acumuladas quedarán eliminadas dado que solo se ingerirán alimentos saludables.

¿Cómo introducirnos al ayuno intermitente?

Lo primordial para empezar por primera vez con el ayuno intermitente es introducirlo poco a poco en nuestra dieta. Durante este proceso es muy posible que tu cuerpo sufra de ansiedad y para evitarlo es necesario que despejes tu mente y te distraigas haciendo algo que te gusta, pero siempre evitando ingerir alimentos durante el periodo de ayuno. Lo recomendable, es ir eliminando los platos de comida que normalmente comes al día.

Como se comentó anteriormente, este ayuno se divide en tres, el ayuno de 16 horas, el de 24 y el de 48. Una vez nuestro organismo se esté comenzando a adaptar a un pequeño ayuno propuesto por nosotros mismos, debemos ir aumentando las horas de ayuno, empezando por las 16 horas. Luego de cierto tiempo aplicando esta dieta, tu sistema se adaptará a los horarios que hayas elegido y comenzarás a ver los cambios tan esperados.

Leave a Reply